Location, FL, 33141
+1 (305) 606-0855
hola@wedoabc.com

DENARIUS

DENARIUS

Si bien es cierto que lo necesitamos a diario, lo atesoramos para tener un mejor pasar y pensamos en él más de lo que quisiéramos, no es menos cierto que también es un símbolo de status y de poder. Estamos hablando del dinero, objeto preciado por todas las sociedades a lo largo de la historia, generador de crecimiento, innovación, desarrollo, disputas familiares, empresariales, guerras y revoluciones, así como de grandes fortunas que nos llaman la atención por la cantidad de dígitos que las mismas poseen debiendo considerar que en su mayoría, no todas, fueron logradas a través del esfuerzo. Sigue siendo un objeto deseado por los individuos más allá del nivel social y por ello es interesante abordar su origen, desarrollo, presente y futuro para entender un poco más la dinámica que el mismo genera. Vamos a por ello.

El origen de todo el sistema monetario comenzó en la sociedad primitiva bajo la forma de trueque, en el que es preciso que cada individuo desee el bien que el otro posee y que las cantidades necesarias estén disponibles. Este sistema tiene una capacidad limitada ya que depende de coincidencia de deseos, no hay una medida estándar en la que ambas partes pudiesen hacer el intercambio según el valor relativo de los productos o servicios, por lo tanto, es costoso en tiempo y esfuerzo para llegar cerrar la transacción. Aristóteles (384-322 a.C) en su obra “Política”, contempla la naturaleza del dinero considerando que un objeto tiene dos usos, el propósito para el que fue diseñado y el de concebirlo como elemento para vender o intercambiar; o sea como forma de dinero.

A lo largo del tiempo se han buscado bienes con valor estable, fácilmente almacenables y transportables, divisibles, inalterables y no perecederos. Como vemos, ya giraba la idea de una moneda que no fuesen granos ni animales, como era costumbre en sociedades agrícolas, pues a medida que las necesidades básicas eran satisfechas, se incrementó la división del trabajo, se especializó el mismo, creando la necesidad de contar con un intercambio indirecto, requiriendo entonces el uso de un medio común a toda la sociedad. Al principio fueron metales como el oro y la plata, que se pesaban, sin embargo, tenían problemas de pureza, peso y se prestaba a fraudes. La medida entonces usada era el “siclo”, basada solamente en su peso

Más adelante, los romanos establecieron el ‘As” y el “Denario” (dinero) como moneda, dándole el mismo valor que el “dragma” griego. Alejandro Magno (353-323 a.C) fue el primero en insertar su imagen en una moneda, término que proviene de “moneta”, denominación de la diosa Juno, en cuyo templo se acuñaron las mismas durante el Imperio Romano.

Lingotes y monedas eran peligrosos de tener y transportar por lo que los orfebres de la época los custodiaban en sus instalaciones, dándole a los propietarios un papel como constancia de su atesoramiento, estos recibos eran transferibles siendo usados como método de pago. Los orfebres cobraban comisión por la custodia y manejo de estos valores; había nacido la banca.

Si bien el primer billete se creó en China en el Siglo VII como medida temporal, con la finalidad de reducir la circulación de las monedas de metal ante la escasez de cobre dando al mismo tiempo la ventaja de transporte, peso y espacio, no fue sino hasta el año 812 en que se instauró oficialmente. En cuanto a Europa, los primeros billetes fueron impresos en Suecia en1661 por Johan Palmstruch (1611-1671) fundador del Banco de Estocolmo, quien los entregaba como recibo de resguardo por el depósito de oro y plata en su banco. Con el tiempo esto se fue generalizando por lo que cada nación contaba con sus billetes, dependiendo su valor de los depósitos en oro con los que contaba el país emisor. Hoy, la confianza y otras métricas son las que privan más que el oro en reserva.

El siguiente paso en la evolución fue el cheque impreso, implementado por Childs &Co, compañía fundada por Sir Francis Child (1642-1713), luego manejada por sus hijos quienes en 1762 comenzaron con esta práctica. Los cheques llevaban un numero serial que permitía hacer un seguimiento de los mismos, de allí su nombre, “check” que no era más que constatar y darle trazabilidad a la “nota impresa” en la cuenta correspondiente. A partir de allí, los bancos adoptaron esta forma de pago expandiéndose y generando un gran problema a su vez, que no era otro que la inmensa cantidad de papeles que había que llevar de un banco a otro para completar las transacciones. La solución vino de la mano de un par de mensajeros tomando una cerveza en un pub inglés; allí descubrieron que cada uno tenía cheques del banco del otro por lo que, en vez de trasladarse por separado, hicieron el intercambio en el pub dando inicio a lo que luego se conocería como “clearing” bancario.

En el proceso de desarrollo del cheque estaba el de poder traspasar las fronteras locales y ser aceptado fuera de ellas y no fue sino hasta que James Fargo (1829-1915) presidente de American Express Company viajase a Europa y se encontrase con el inconveniente de no poder usar sus cheques para pagar gastos. A su regreso, Marcellus Berry (1860-1919), empleado de su empresa que había creado el “money order” o “giro” en 1882 encontró la solución desarrollando en 1891 el “travel check”, instrumento de pago que rápidamente fue aceptado internacionalmente por el respaldo y respetabilidad que la empresa tenía. Este sistema fue el más usado hasta mediados de los 90’s, década en la que otros instrumentos de pago más cómodos en su uso lo fueron reemplazando, si bien hoy en día pueden adquirirse en American Express y VISA.

En 1949, en el famoso restaurant Majors Cabin Grill de NewYork, Frank Mc Namara (1880-1952) se encontraba cenando con un cliente y al momento de pagar la cuenta descubrió que había olvidado du billetera, debiendo su esposa ir a su casa a buscarla. Molesto consigo mismo por lo sucedido, pensó en un instrumento multipropósito para cargar gastos. Junto a su abogado, Ralph Schneider (1909-1964) fundo Diners Club International en 1950 lanzando la tarjeta un año después en 1951, dando así inicio a un nuevo instrumento de pago. Pocos años después, en 1958 tres nuevos jugadores entraban al mercado; American Express, Bank Americard, más tarde VISA e Interbank Card Association, luego Mastercard. Hoy en día, la tarjeta de crédito es el modo de pago más común calculándose que para 2023 habrá en el mundo 1.25 billones de ellas en uso. En la historia oficial de Diners Club se refieren a esa comida como la “Primera Cena” y sin duda alguna, no la última.

Volviendo a los cheques, en 1966 nació su principal competidor, la tarjeta de débito. La primera fue lanzada por Bank of Delaware siendo seguida por otros bancos como el First National Bank of Seattle en 1978 que exigía tener una buena cuenta corriente o de ahorros para debitar los consumos. En 1984, Landmark implementa la primera plataforma nacional de débito y ATM en los Estados Unidos que impulsó exponencialmente su uso disminuyendo costos de clearing bancario dando también beneficios a compradores y comercios al ser un sistema de transacciones rápidas y seguras que permitió que las operaciones fueran en tiempo real, mejorando el sistema previo; las tarjetas fueron creciendo y ya en 1998 sobrepasaron a los cheques en todo el mundo. Para 2023 se calcula que habrán 29.3 billones de tarjetas de débito en el planeta.

Con la evolución de internet nacieron nuevos métodos para realizar transacciones, las llamadas “on line”, rápidas y seguras. Creada en 1998 por Max Levchin (1975), Peter Thiel (1967), Luke Nosek (1975) y Ken Howery (1975) bajo el nombre de Confinity y desde 2001 conocida como PayPal, es la plataforma de pago más usada, solo superada por Alypay (2004) perteneciente al grupo asiático Alibaba. Otros jugadores en este campo son Moneybookers (2001), Neteller (2004), Payoneer (2005), Google Pay (2011), Apple Pay (2014) y MercadoPago (2018), primero en Latinoamérica. Sin duda estas plataformas seguirán creciendo al ritmo en que usuarios de internet vayan adoptándolos en el tiempo.

Bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, Craig Wright (1970) creo una moneda virtual, el “Bitcoin” revolucionando el mercado financiero al abrir un espacio no existente a partir de su lanzamiento en 2009, las “criptomonedas”. Cada bitcoin es un archivo virtual almacenado en «billetera digital» a la que se accede a través de un celular o un computador. Se puede investigar la historia de un bitcoin, de modo que se evitan robos, copias o deshacer transacciones. Los bitcoins se generan por un proceso competitivo y descentralizado llamado «minería» basado en que los individuos son premiados por la red por sus servicios. Si bien no está muy difundido aun, ya existen algunas plataformas que aceptan bitcoins como moneda de compra de bienes y servicios.

Habiendo recorrido el camino del dinero y sus distintas manifestaciones a lo largo del tiempo es interesante también reflejar a aquellos que lo han generado, atesorado y multiplicado, que si bien son muchos, solo mencionaremos diez que a valores de hoy son los tops que representan el pasado, un grupo, y otro, el presente.

Mansa Musa (1280-1337), Mayer Amschel Rothschild (1744-1812), Andrew Carnegie (1835-1919), John Rockefeller (1839-1937), Iosif Stalin (1878-1953) forman parte del primer grupo mientras que el segundo y más reciente está integrado por Jeff Bezos (1964), Elon Musk (1971), Bill Gates (1955), Mark Zukerberg (1984) y Warren Buffet (1930). Si bien están agrupados de a cinco, hay que resaltar que Mansa Musa, cabeza del Imperio Mali (Guinea, Senegal, Mauritania, Gambia) sigue siendo el más rico en la historia de la humanidad tomando su riqueza a valores de hoy; es el único caso en que una sola persona controló el precio del oro en el Viejo Mundo.

Si hacemos un repaso, hemos visitado el trueque, lingotes, monedas, billetes, cheques en sus diferentes variantes, tarjetas de crédito, débito, transacciones en línea y criptomonedas, siendo el hilo que conecta a todos estos instrumentos el deseo de la sociedad en adquirir bienes, atesorar y crecer en riqueza como medio transformador de los individuos y su entorno, generando a su vez desarrollo, innovación, filantropía y crecimiento social.

¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero! …¡Pero cuestan tanto!

Groucho Marx

(1890-1977)

Fuente:Muyhistora.com, Sarah Romero, Howgego, C. J. Ancient History, Ludwig Von Mises. The Theory of Money and Credit, Meikle, S. «Aristotle on Money.» Phronesis, Infoabae.com, Google.com, Opinión de autor.

Tags: ,