Location, FL, 33141
+1 (305) 606-0855
hola@wedoabc.com

CISNE NEGRO

CISNE NEGRO

¿Cuantas veces nos hemos detenido a pensar en las ocasiones en que el ser humano ha sido capaz de alterar con increíbles construcciones la geografía del planeta y el impacto que ese esfuerzo ha tenido en la sociedad y en el ambiente? Hay muchos ejemplos de obras magnificas, siendo una de ellas pionera de la modernidad y globalización, responsable importante de que la energía, materias primas y otros bienes estén al alcance de gran parte de la humanidad. Si pensamos el planeta como un cuerpo humano, la obstrucción de una de sus principales arterias ha producido recientemente un colapso extraordinario. Estamos hablando del Canal de Suez al que un navío de gran porte bloqueo durante unos días, generando desconcierto en la economía y el comercio global.

Nassim Nicholas Taleb (1960) autor de la teoría del cisne negro, una metáfora publicada en su libro homónimo en 2007, donde plantea que una vez acontecido un suceso sorpresivo de gran impacto socioeconómico, éste se racionaliza por retrospección haciendo que parezca explicable o predecible, dando de ese modo la impresión de que era esperado. En este caso, el cisne fue la nave ‘Ever Given”.

El Canal de Suez, es una vía de navegación artificial de 163 kilómetros ubicada en Egipto que une Port Said en la ribera del mar Mediterráneo con Suez en la costa del mar Rojo; es el más largo del mundo uniendo Europa con Asia por donde transita aproximadamente el 12% del comercio mundial. Veamos entonces algo de la historia, presente y por qué no, aventuremos algo del futuro de esta importante vía comercial.

El proyecto de conectar los dos mares existe desde aproximadamente el 2181 a.C con el “Canal de los Faraones” que unía el Mediterráneo con el Nilo y el Mar Rojo, este canal fue ampliado por Ramsés II (1303-1213 a.C) suspendido por Necao II (?-595 a.C) por temor a ser utilizado por sus enemigos para invadir el reino y casi terminado por Darío I (550-486 a.C), rey persa, quien había conquistado Egipto en 515 a.C y lo llevo hasta Suez en 500 a.C. Luego fue abandonado hasta que el emperador Trajano (53-117) lo renovó dándole el nombre de Rio Trajano. Sobre finales del siglo III fue una vez más abandonado. Es importante mencionar que en algunos tramos del canal, las embarcaciones eran arrastradas por animales y esclavos con cuerdas desde tierra y que su navegabilidad dependía de las lluvias y mareas.

Fue Napoleón Bonaparte (1769-1821) quien vió el valor estratégico de contar con una vía que uniese los dos mares agregando valor geopolítico a Francia sin embargo el diagnostico de su ingeniero Jean Baptiste Lepere (1761-1844) concluía que la obra tenía un costo que afectaría el plan de conquistas del emperador. El destino quiso que Ferdinand Marie de Lesseps (1805-1894), diplomático, hombre de negocios sin conocimiento de ingeniería fuese el que reflotase y culminase el proyecto de unir los dos mares y que perdurase hasta nuestros días. Lesseps se basó en los estudios de Louis Maurice Adolph Linant de Bellefonds (1799-1883) responsable durante décadas de la obra pública egipcia.

Ya con la idea en su mente, la suerte llamo una vez más a su puerta. El nombramiento de Sa’id Pacha (1822-1863) como virrey de Egipto fue la ficha que faltaba para completar el proyecto. Sa’id y Ferdinand eran amigos y el francés sabia de la visión reformista de su amigo por lo que le propuso el megaproyecto que ya había resumido en su libro “Percement de I’sthme de Suez” (Perforación del Istmo de Suez) publicado en 1855. Para completar, creo la “Compagnie universelle du canal maritime de Suez” responsable de la construcción.

Las obras comenzaron en 1859 no teniendo en su inicio maquinaria por lo que la excavación fue a mano bajo condiciones de esclavitud de quienes trabajaban calculando en veinte mil los que murieron por enfermedades y mala alimentación, sin embargo, la cifra no es exacta y se estima en cinco veces más. La obra tuvo también un impacto tecnológico ya que se desarrollaron equipos de excavación y dragado a vapor que no existían con anterioridad, lo que dio un impulso enorme a los trabajos disminuyendo las muertes de obreros. Finalmente, el 17 de Noviembre de 1869 fue inaugurado con una majestuosa ceremonia que consistió en 40 naves con autoridades internacionales presididas por la emperatriz Eugénie de Montijo (1826-1920) esposa de Napoleón III (1808-1873) partiendo de Port Said, atravesando los lagos Timsah y Amargos llegando a Suez para la gran gala. Para esta última, la leyenda cuenta que Giusseppe Verdi (1813-1901) había escrito su opera Aida sin embargo, en realidad lo que los 6.000 asistentes disfrutaron fue “Egyptischer-Marsch op.335” (Marcha Egipcia) de cuatro minutos de duración, creada expresamente para la ocasión por Johann Strauss Jr (1825- 1899).

Debido a la gran deuda externa contraída por Egipto, el virrey Ismail Pacha (1830-1895) puso en venta las acciones de la compañía del canal, las que fueron compradas por el Reino Unido en una brillante jugada de su Primer Ministro Benjamin Disraeli (1804-1881) tomando así control del canal, asegurando un veloz acceso a la India, por entonces colonia inglesa y del comercio interoceánico entre Europa y Asia. Más adelante, en 1888 la Convención de Constantinopla estableció que el canal estaría abierto a todas las naciones sin poder ser bloqueado bajo ninguna circunstancia, sin embargo, esto no fue respetado en 1956 cuando el presidente Gamal Abdel Nasser (1918-1970) decidió nacionalizarlo al no conseguir financiamiento de Inglaterra y Estados Unidos para la construcción de la represa Asuán. Esto dió lugar a la Guerra del Sinaí el mismo año en la que Nasser diera la orden de hundir 40 barcos para bloquear el canal. El comercio de petróleo y bienes se vió tremendamente afectado.

En 1967 al tomar Israel posesión de la península de Sinaí y la franja de Gaza pertenecientes a Egipto, y otros territorios más de la coalición árabe, da inicio a la Guerra de los Seis Dias en la que el canal vuelve a ser bloqueado, esta vez hasta 1975 en que luego de ocho años de negociaciones se llegó a un acuerdo de partes.

Desde entonces todo fluyo normalmente hasta que en marzo de 2021 el carguero Ever Green, de la serie Imabari 20000 con una carga de 18.000 contenedores encalló en el canal bloqueándolo completamente dejando a más de 300 naves varadas dentro y en los extremos del mismo ocasionando pérdidas diarias de aproximadamente 10 mil millones de dólares más el atraso en la entrega de petróleo, materias primas y bienes que impactarán la cadena de suministros por unos meses, generando a su vez alza en los costos de productos. Un verdadero cisne negro.

El Ever Green tiene una historia previa al colisionar un transbordador en Blankenese, cerca del puerto de Hamburgo en 2019. Si bien aún no hay un informe final, lo cierto es que en ambos casos el viento era superior a los 50 km por hora por lo que se estima que, con la altura de la carga, en caso de que el viento sople hacia babor o estribor la nave podría volverse incontrolable.

Al suceder el hecho, el desconcierto fue total, al punto de haber culpado a Marwa Elselehdar (1991) la mujer más joven y la primera egipcia en capitanear una nave a través del Canal. Marwa pertenece a la élite de capitanas que representan tan solo el 2% del total de oficiales de este rango en el mundo. Las redes sociales se inundaron de cuentas falsas con fotos editadas cayendo en la trampa los medios levantando esa noticia dispersándola mundialmente hasta que la verdad salió a la luz.

Sin duda, la zona del canal está altamente vigilada y defendida militarmente ante un posible ataque en base a la historia de conflictos y la importancia del mismo en la economía global sin embargo, un evento que resulta altamente improbable y genera perjuicios económicos aun no calculados en su totalidad, sucedió. Algo que unos meses atrás hubiese sido tomado como un ejercicio académico en cualquier universidad de negocios del mundo.

En el futuro próximo, habrá un segundo canal en Suez que se prevé inaugurar en 2023 pero más alla de ello, el otro canal, en Panamá, ha actualizado procedimientos de modo de evitar una situación similar, lo que en economía se denomina “economía externa” que es participar de los beneficios sin tener que pagar costos, un aprendizaje gratuito.

Juan Sebastián Elcano (XXX) en 1522 completó la vuelta al mundo navegando 70 mil kilómetros, si para la época hubiesen existido Panamá y Suez lo hubiese hecho con tan solo 43 mil. Esto nos indica que el esfuerzo por modificar la geografía acometido a lo largo del tiempo no ha sido en vano y que es necesaria una reflexión acerca del aprendizaje sobre hechos inesperados acontecidos sin caer en la trampa de hacerlos explicables, predecibles y esperados.

“Lo sorprendente no es la magnitud de nuestros errores de predicción, sino la falta de conciencia que tenemos de ellos”

Nassim Nicholas Taleb

(1960)

Fuente:Historia de La Humanidad, Planeta, Canales y Torres, C. Miguel, BBC News Mundo, www,suezcanal.gov,The Guardian, www.shipmentlikn.com, swissinfo.com, eldiario.es. Enrique Dominguez, Infobae, clarín.com, lanacion.com

Tags: , , ,