Location, FL, 33141
+1 (305) 606-0855
hola@wedoabc.com

CAMINOS DE ACERO

CAMINOS DE ACERO

Así como la navegación fue vital en el descubrimiento de nuevos territorios, el ferrocarril lo fue en el desarrollo de los mismos. Desde su más primitiva versión hasta la más avanzada de estos tiempos, el tren ha impactado en lo social y comercial de la sociedad de un modo tal que se puede considerar una herramienta imprescindible, usada por millones de personas a diario. Las redes ferroviarias fueron creciendo a lo largo de las décadas de acuerdo a objetivos que podríamos definirlos como de “expansión” y de “extracción”; el primero se enfocaba en la conquista de los territorios y la interconexión de los mismos mientras que el segundo solo lo hacía en unir puntos de producción de materias primas con puertos de embarque para la salida de las mismas. Como ejemplo podemos mencionar las redes de Europa y Estados Unidos como de expansión y las escasas redes de países latinoamericanos como de extracción. Más allá de la crítica que pueda hacerse y que no es el centro de este análisis, el hecho cierto es que privo el interés comercial de una época que con el correr del tiempo no fue modificado.

Ahora bien, es interesante conocer el origen de este fenómeno, su desarrollo, impacto social, presente y tendencia futura para comprender mejor su importancia y para ello, hay que visitar brevemente una inmensa historia. Aquí vamos.

La primera referencia de un sistema de transporte sobre carriles es en el siglo VI a.c una línea de tres kilómetros  que seguía el camino de Diolkos y se utilizaba para transportar los botes a lo largo del istmo de Corintos en Grecia. Eran unas plataformas con grandes ruedas arrastradas por esclavos que rodaban sobre hendiduras hechas en piedra. Las siguientes referencias son de las minas de oro de Transilvania en el siglo XVI que contaban con carriles de madera para arrastrar carros tirados por animales. Fue Richard Reynolds (1735-1816) quien creo el “rail” (vía) de fundición que reemplazó la madera por hierro permitiendo una mayor carga de las vagonetas de carbón.

A poco del inicio de la primera revolución industrial (1760) James Watt (1736-1819) inventa la máquina de vapor en 1769, un hecho importante en la época y en ésta historia pues hace posible que Richard Trevithick (1771-1833) la adaptase a una locomotora capaz de arrastrar cinco vagones de hierro y setenta personas a 8km por hora. La vía se rompió por el peso y el invento fue abandonado. Es George Stephenson quien en 1821 mejoró el tendido de rieles de hierro colado y diseñó su famosa locomotora “Blucheren” (Blucher) que llego a desarrollar una velocidad de 40km/h en 1825. El “caballo de hierro” había llegado para quedarse.

Podemos decir que la era del ferrocarril comienza en 1830 con la línea Liverpool-Manchester haciendo que las distancias se reduzcan en tiempo y que un viaje a caballo o en carreta se redujese de doce días a media docena de horas. Tanto el invento como el desarrollo del ferrocarril fue en suelo inglés por lo que se considera al Reino Unido como el padre del mismo. Los países de América y Europa fueron adoptando este nuevo método de transporte en el siguiente orden: Estados Unidos en 1830 entre Baltimore y Ohio, Cuba en 1837 entre la Habana y Bejucal, Francia en 1837 entre París – Saint-Germain-en-Laye comenzando la expansión en Europa continental, México en 1850 entre Veracruz y San Juan, Chile en 1855 entre Copiapó y Valparaíso, Argentina en 1857 entre Parque y San José de Flores. La lista es extensa por lo que reflejamos solo algunos para dar una idea en los territorios mencionados.

La palabra “tren”, forma posverbal del latín “trahere” (arrastrar, tirar de algo) que llega desde el inglés “train” al castellano a través del francés, lo hace luego del invento de la locomotora que es quien arrastra vagones. La necesidad de agua y carbón para moverse hizo necesario el establecimiento de postas que abasteciesen estos dos elementos, en especial el agua para generar vapor; estas postas generaron pueblos que luego se convirtieron en ciudades, las que a su vez generaron empleos al igual que las tierras productivas cercanas, por lo que el aporte del ferrocarril a la sociedad es, sin duda, invalorable.

En Europa la red ferroviaria creció exponencialmente interconectándose regiones productivas para el traslado de bienes y materias primas, así como de personas permitiendo de este modo, un intercambio cultural a solo pocas horas de viaje. Suiza que queda en el centro del continente se convierte con el tiempo en un “hub” que permite unir los cuatro puntos cardinales disponiendo hoy de una de las redes ferroviarias más densas con un total de cerca de 5.100 kilómetros para un país con una superficie de 41,285 km². Según expertos, una razón de la puntualidad suiza es que al ser un “hub” ferroviario no podía permitirse un atraso o adelanto de trenes en su red pues afectaría el tránsito de toda Europa.

El ferrocarril jugó un papel importante en el desarrollo de los Estados Unidos luego de la Guerra Civil (1861-1865). Si bien el Nordeste del país estaba conectado al punto tal que en el cinturón del maíz (corn belt), área de mayor producción de materias primas, el 80% de las granjas distaba no más de 10km de una vía férrea, floreciendo a la vez la construcción de gran cantidad de líneas férreas cortas que unían entre si las áreas. El gran desafío era unir esta área con el Oeste del país atravesando los montes Apalaches y las montañas Rocallosas, el famoso transcontinental también llamado “Overland Route” que aprobase el Congreso en 1865 dándole la concesión a dos empresas, Union Pacific, desde Omaha al Oeste y Central Pacific de Sacramento en sentido contrario. A través de Wall Street e inmensos subsidios se logró el objetivo, creando a la vez, los magnates del ferrocarril, como Cornelius Vanderbilt (1794-1877), Leland Standford (1824-1893), Henry M Flager (1830-1913) entre otros. Flager, fundador de la Standard Oil jugó un importante papel en el estado de la Florida al llevar la línea ferroviaria de San Agustín a Key West siendo a la vez el desarrollador de la ciudad de Miami y Palm Beach donde construyo el famoso hotel “ The Breakers” para sus millonarias amistades en 1896.

Ya sentadas las bases férreas en ambos continentes, el ferrocarril continuó su evolución e innovación buscando más conexiones, mejores locomotoras, eficiencia, rentabilidad y también lujo. En cuanto a esto último, la introducción del coche cama marcó un antes y después en la experiencia de viajar en tren. El ingeniero George Pullman (1831-1897) crea el “coche cama” para dar un servicio confortable y de lujo que era atendido por afro-americanos denominados “porters”. Luego el servicio se convirtió en un equivalente de élite pasando a ser llamado “Pullman”, una clase superior de viaje.

En Europa, el belga George Nagelmackers (1845-1905) a su regreso de un viaje por Estados Unidos donde disfrutó de un viaje en “coche cama” decide fundar la “Compagnie Internationale de Wagon Lits” en 1872, No fue un éxito instantáneo y pasó por problemas entregando el control de la empresa a William “Colonel” Mann (1839-1920) héroe de guerra americano a quien luego le recompra su parte en 1875. Nagelmackers pone foco en el negocio y en cuatro años logra tener 75 “wagon-lits” rodando por las vías europeas.

Su gran salto lo da cuando cumple su más deseado anhelo, unir Paris-Viena-Estambul convirtiendo a éste hasta hoy, en un famoso servicio, el “Orient Express” en 1883 que incluía en su formación a un coche comedor, el primero en Europa. Este expreso se expandió a otros destinos, sin embargo, el de Oriente, es el más popular al formar parte de la famosa novela de Agatha Christie (1890-1976) también llevada al cine. Por ser un tren de lujo, se exigía y aun hoy se hace, el que los hombres vistan traje o smoking para la cena y las mujeres vestidos acordes; durante el dia el atuendo es casual. Con el tiempo, el Orient Express fue decayendo hasta dejar de operar en 2009 y es comprada por el holding LVMH (Louis Vuitton-Moet- Hennesy) del millonario Bernard Arnault (1949) en 2018 junto a 47 hoteles de lujo dándole nueva vida al servicio. Hoy, viajar en el Orient Express tiene un costo mínimo de 1.900 dólares/persona/dia en un viaje de 5/6 noches y los vagones son de 1920/30 manteniendo el azul original con la línea dorada a lo largo.

El ferrocarril, ha sido amenazado por el automóvil desde el lanzamiento masivo del Ford T en 1908 que dinamizó los viajes por carretera en detrimento del tren así como también por la industria aeronáutica que hizo posible viajar la misma distancia y prácticamente a los mismos destinos que el tren pero en menor tiempo. Sin embargo, el ferrocarril es un resiliente y como tal siguió en el negocio con una propuesta de velocidad y confort que son los famosos trenes a alta velocidad (TAV). Estos trenes funcionan a velocidades superiores a los 250 km/h sobre líneas nuevas o 200 km/h sobre reformadas.

Si bien en 1939 en Italia el Elettro Treno ETR 200 fue el primero en viajar a más de 200km/h no fue sino hasta 1968 en que se inauguró el Shinkansen Tokaido en Japon uniendo Tokio con Osaka. De ahí en más la construcción de estos trenes no se ha detenido siendo Europa la que cuenta con la mayor red del mundo, conformada fundamentalmente por Francia, Alemania, España e Italia. El TGV francés tenía el record mundial de 574,8km/h hasta que el Maglev japonés logró 603km/h. El AVE español rueda a más de 300km/h al igual que el italiano Pendolino y el ICE alemán.

¿Cuál es el futuro del ferrocarril?, En estos últimos cincuenta años sin duda es la alta velocidad y el confort, sin embargo, una variable más se ha sumado y es la protección del medio ambiente, por lo que ya están funcionando los trenes de levitación magnética como el Maglev japonés, así como experimentando con motores de células de hidrógeno como reemplazo al tradicional combustible diésel. El futuro es promisorio puesto que el tren sigue siendo atractivo para los pasajeros ya que las estaciones de ferrocarril están dentro de las ciudades a diferencia de los aeropuertos y las velocidades han aumentado significativamente por lo que los viajes entre ciudades resultan más convenientes en tiempo y más confortables que el avión.

“El caballo de hierro sigue cabalgando los caminos de acero”

El Autor

Antonio Delgado

Senior Consultant & Coach

09/30/2020

Para mas blogs visite www.wedoabc.com

Fuente: CurioSfera-Historia.com, www.transport.alstom.com, General definitions of highspeed. UIC,Lanacion.com, www.thetrainline.com, eurail.com, renfe.com, mundoprimaria.com, porconocer.com